¡Sorpresa! Tuve Cuatrillizos con Mi Desconocido Esposo

Capítulo 715



Capítulo 715 

Pronto Rick recibió un video, rápidamente lo abrió, deslizando el progreso hasta el final. 

Solo Aspen quedaba dentro de la habitación, entrecerrando los ojos hacia la cámara, sacó un dibujo de su bolsillo y lo mostró frente a esta, antes de rasgarlo en dos con un sonido seco. 

¡El corazón de Rick se contrajo con fuerza! 

Era como si Aspen no hubiera rasgado el dibujo, sino su propio corazón. 

Aspen miraba desafiante hacia la cámara, su acción no se detuvo, desgarró completamente el dibujo en pedazos, y los arrojó frente a ella. 

Dejando una mirada de advertencia, se dio la vuelta y se marchó. 

Los fragmentos caían dispersos desde el aire al suelo… 

Rick respiraba pesadamente, aquel dibujo hecho pedazos era como su corazón destrozado. 

Cada uno tiene algo que le importa profundamente, y él también tenía lo suyo. 

Había dejado atrás lo que más amaba para vivir en Puerto Rafe, esa habitación, esa cabaña, guardaba demasiadas cosas importantes para él. 

Era el refugio de su alma! 

Su escondite secreto, el lugar que más le importaba. 

Ese dibujo había salido de ahí! 

Si Aspen había conseguido el dibujo, significaba que había descubierto ese lugar, ¿cómo lo había encontrado? ¿Quién se lo había dicho? 

No quería pensar en lo que había pasado con ese lugar ahora… Content belongs to NôvelDrama.Org

Rick, intentando calmarse, se levantó de la cama y en su apuro, rodó fuera de esta. 

Sin parpadear siquiera, se vistió apresuradamente con la primera ropa que encontró, listo para salir. 

Justo cuando llegaba a la puerta, su teléfono sonó, un número desconocido le había enviado otro video. 

Una pequeña cabaña aislada entre los árboles ardía, el fuego rugía vorazmente, y la madera crujía bajo las llamas. 

La pupila de Rick se dilató, observando cómo el fuego crecía más intenso, cómo la cabaña se derrumbaba estruendosamente, cómo ese lugar querido se reducía a cenizas… 

“No, no, no puede ser!” 

Con los ojos rojos y el cuerpo tembloroso, Rick llamó a Aspen, entre dientes, dijo, “¿Qué has hecho?!” 

Aspen respondió con una calma perturbadora, “Le prendí fuego a una cabaña de madera.” 

Rick rugió, “¡Eres un desgraciado! ¡Un completo desgraciado!” 

Pero Aspen no parecía molestarse, mientras más furioso se mostraba Rick, más disfrutaba él. 

Rick había tocado a la mujer que Aspen tenía en alta estima, era justo que él tocara algo importante para Rick. 

Fue suerte para Aspen haber descubierto la cabaña mientras investigaba a Rick, aunque no entendía qué significaba para él, sabía que era importante. 

1/2 

Capitulo 715 

Ja, clavar un puñal directo al corazón, no solo Rick sabía cómo hacerlo, Aspen también era un experto. 

“¡Espera y verás, algún día te haré pagar por esto! ¡Te arrepentirás!” 

Tras colgar, Rick arrojó furioso un adorno de cristal que tenía a mano. 

Salió apresurado de la casa, conduciendo hasta la cabaña. 

La pequeña cabaña ya no estaba, todo había sido reducido a cenizas. 

Se quitó la chaqueta y la extendió en el suelo, con los ojos rojos, comenzó a recoger cuidadosamente las cenizas, una y otra vez, hasta que la chaqueta no pudo contener más. 

Mientras lo hacía, las lágrimas comenzaron a caer. 

¡Su corazón estaba destrozado! 

Después de más de media hora, cuando no pudo recoger más, se dirigió al lago cercano y se sumergió, dejando que el agua lo cubriera por completo. 

Cuando un peligro se acercó, Rick, como si encontrara un desahogo, luchó a puños contra un cocodrilo en el lago. 

Con ferocidad golpeaba una y otra vez la cabeza del cocodrilo. 

Un joven cocodrilo, vencido por su fuerza, yacía inmóvil. 

Pero Rick no paraba, arrastró el cocodrilo a la orilla y continuó golpeándolo, una y otra vez. 

La sangre salpicaba su rostro, pero sus ojos no parpadeaban, su expresión era más aterradora que la de cualquier demonio. 


Tip: You can use left, right, A and D keyboard keys to browse between chapters.